sábado, 5 de diciembre de 2009

Sospecho que soy terrorista - Silvia Delgado Fuentes

mujer

Yo antes no era así, vivía feliz mirando tele, trabajando en precario, leyendo poco.
Bebía cervezas, masticaba chicle, iba de compras, saludaba al jefe... Todo iba bien. pagaba mis deudas , soñaba con que me tocara la lotería, con ir de vacaciones, con estar un día completo en la cama, en fin, cosas sencillas, compraba el periódico los domingos, saludaba de lejos a las vecinas, felicitaba las navidades a mi familia, todo bien , todo correcto
Pero últimamente no sé qué me pasa, no sé cuando empezó todo, no sé, ciertamente, si el inicio estuvo en la ley de partidos, o fue antes, no se si se agravó mi crisis con las detenciones, no sé verdaderamente si tuvo la culpa Bush o Aznar o Garzón o Marlaska, no sé si es por la censura, por la tortura o por la manipulación. No se si tiene algo de responsabilidad en mi situación, Palestina o Irak o Guantánamo o Soto del Real, no sé si es porque llevan esposados a los jóvenes, a los emigrantes, a los disidentes, no sé si es por las huelgas de hambre, por los muertos de hambre, por los muertos de pena.
No sé si es por tanta mentira, por tanto descuartizador, por tanto mercader, por tanta impunidad, por tanta mordaza a sueldo.
Sospecho que soy terrorista. He empezado a respirar sin pedir permiso, a pensar sin pedir permiso, a hablar sin pedir permiso y esto dicen, es el peor de los síntomas en una sociedad aterrorizada como la nuestra donde la palabra es la peor de las amenazas.

Silvia Delgado Fuentes

3 comentarios:

Pedro Jose Madrigal Reyes dijo...

Entrada acertadísima. Acerca de esa cuestión en mi país –Nicaragua – hay una canción de Carlos mejía que reza lo siguiente:
“te acordás de aquel muchacho, el que vendía tortillas, se salió del seminario, pa meterse a la guerrilla, murió como todo un hombre, allá por el cementerio, cometió el atroz delito de tomar la vida en serio…”
Un saludo.

Celia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Celia dijo...

Sencillamente genial...
No, no eres terrorista pero la inquietud inconformista, el virus de la contradicción y la tendencia a cuestionar el status quo es positivo siempre que tengamos una alternativa mejor con la que sustituir a la obsoleta pero vigente.
El capitalismo no funciona pero el comunismo tampoco...inventémonos algo intermedio, cooperativas de trabajo asociado, mancomunidades autogestionadas, empresas con participación de los/as trabajadores/as...
Todo menos seguir explotando a demasiados prójimos para beneficio de muy pocos y colaborar en un sistema que prima el beneficio al buen hacer de cualquier vecino.

Un saludo,
Celia